Los vinos generosos requieren un mayor tiempo de envejecimiento en botas y se caracterizan porque son criados sin la presencia de flor, al ser encabezados con bastante más grado alcohólico (17º-18º), que impide la formación de levaduras, y necesitando más años que los vinos finos para alcanzar su madurez definitiva.

Distinguimos dentro de esta c...

Los vinos generosos requieren un mayor tiempo de envejecimiento en botas y se caracterizan porque son criados sin la presencia de flor, al ser encabezados con bastante más grado alcohólico (17º-18º), que impide la formación de levaduras, y necesitando más años que los vinos finos para alcanzar su madurez definitiva.

Distinguimos dentro de esta clasificación tres tipos de vinos: amontillados, olorosos y dulces. Los vinos amontillados, siguen un proceso de envejecimiento similar al del fino, pero que una vez terminada su crianza biológica y perdida su flor, tras un nuevo encabezado de alcohol hasta los 17º-18º, continúan envejeciendo con la crianza oxidativa durante años adquiriendo su característico color ámbar. Los vinos amontillados son versiones envejecidas de los mejores vinos finos, llegando a ser vinos de extremada delicadeza y calidad Los vinos olorosos, pasan directamente a una crianza oxidativa, tras un encabezado de alcohol que oscila entre los 16 y los 18 grados, y así permanecen durante varios años donde adquieren el color caoba que los caracteriza. Los vinos dulces, por su parte, mantienen todo el azúcar natural de la uva, pues se les añade alcohol tras el prensado, para así evitar que se produzca la fermentación y el azúcar no se transforme en alcohol. Posteriormente se pasan a las botas donde envejecen durante años hasta alcanzar su característico color caoba oscuro.

Más

Vinos Generosos  Hay 2 productos.

Mostrando 1 - 2 de 2 items