El vino fino tiene siempre más de tres años, que es el tiempo necesario para el proceso de maduración, pasando a través de las criaderas.

Criados o madurados en botas de roble americano, donde cada año de crianza se forma en la superficie del vino un velo denominado “flor del vino”, caracterizada por la presencia en la superficie del vino de una...

El vino fino tiene siempre más de tres años, que es el tiempo necesario para el proceso de maduración, pasando a través de las criaderas.

Criados o madurados en botas de roble americano, donde cada año de crianza se forma en la superficie del vino un velo denominado “flor del vino”, caracterizada por la presencia en la superficie del vino de una capa de levaduras de flor que evitará el contacto del vino con el aire, y por tanto su oxidación, que le da al vino su sabor suave, delicado y muy seco. De ahí que a este tipo de vinos se les denomine como vinos criados “bajo flor”.

Estos vinos son encabezados con alcohol vínico para evitar que se debiliten con la crianza, hasta una graduación máxima en las botas de 14’75º, que es el grado máximo para que pueda vivir la flor. Con esta adición de alcohol se va llevando el vino desde la graduación alcohólica que adquirió en la fermentación, hasta la que requiere para ser embotellado.

En este tipo de vinos la graduación alcohólica oscila entre los 15º y los 15’5º grados.

Pertenecen a este tipo el Fino Pata de Hierro, el Fino Aljarafe y la Finísima Andanita.

Más

Vinos Finos  Hay 1 producto.

Vino muy fino, elaborado bajo flor durante cinco años.

0 Comentario (s)
5,50 €
En stock
Mostrando 1 - 1 de 1 item